Make your own free website on Tripod.com
Pagina de Bienvenida LECCIONES APRENDIDAS
El trabajo realizado durante este tiempo, nos ha enseñado que:
1

La misión que se planteó al crearse el CCIMCAT fue clave y tuvo éxito por dos razones por un lado, respondía a las necesidades de las mujeres campesinas en un contexto nacional de apertura a la democracia y de vigencia de las organizaciones sindicales campesinas. Por otro lado, porque las mujeres que fundaron el CCIMCAT eran dirigentas campesinas reconocidas por las mujeres y por sus organizaciones sindicales que conocían la realidad de su sector.

2

Es fundamental tener claro qué es lo que se quiere lograr y cómo se va a alcanzar el fin o los objetivos. El CCIMCAT tuvo la claridad de identificar que la capacitación era el medio estratégico para alcanzar un fin: que las mujeres campesinas accedan a los niveles de decisión de las organizaciones sindicales.

3

Para capacitar a las mujeres campesinas se debe utilizar la teoría, pero se la debe hacer de manera clara, sencilla y con ejemplos concretos, reales, sacados de su propia realidad. Además, no basta con realizar los talleres de capacitación, se debe hacer un seguimiento y/o trabajo de apoyo y asesoramiento personalizado a las participantes para que pongan en práctica lo que aprendieron y tengan la orientación oportuna en situaciones concretas.

4

Además de preparar los contenidos de la capacitación, las facilitadoras deben tener claro QUE conceptos, ideas, información que se quiere que las participantes conozcan y sean capaces de manejar y/o asumirlos, se deben profundizar y actualizar.

5

En la misma línea del punto anterior, es necesario que las facilitadoras tengan un mismo discurso sobre la posición o los fundamentos teóricos y filosóficos de la institución. Esto garantizará que los diferentes grupos de mujeres, dirigentas comunales, sindicales y otras tengan la misma información sobre el CCIMCAT y sus lineamientos teóricos, metodológicos y/o filosóficos. Además, la institución garantizará la sosteniblidad del proceso de capacitación.

6

En relación a lo productivo, es importante que los grupos de mujeres asuman que las actividades productivas no son de beneficiencia, sino de auto - gestión. Este principio impulsado por el CCIMCAT ha contribuido a que los grupos de mujeres se organicen en función de reglas claras y a que las mujeres cambien la postura de beneficiaria a actora de su propio desarrollo.

7

Si bien es importante escuchar y conocer los intereses que las mujeres tienen en torno a actividades económicas - productivas, es necesario que las participantes analicen no sólo las actividades que van a realizar, sino también en las posibilidades técnicas y reales que existen para realizar el proyecto.

Así mismo, es necesario analizar la participación de la mujer en un proyecto productivo, cómo va a afectar a su relación con su marido, con los otros miembros de la familia, analizar el posible rechazo del marido, ver el tiempo que la mujer va a dedicar a este trabajo y además ver que beneficios le va a traer a ELLA como persona.

8

Es recomendable contar con un estudio completo de las actividades productivas que se quiere impulsar y las potencialidades del mercado para el producto (estudio de factibilidad). De esta manera, las mujeres tendrán mayores elementos para decidir. Es muy riesgoso iniciar un proceso de actividad productiva que implica inversión de tiempo, recursos humanos y dinero para un proyecto que no es rentable. Eso desmoraliza especialmente a la mujer y la vuelve desconfiada e insegura para asumir desafíos de este tipo. Además, hay que tomar en cuenta ese "fracaso" es socialmente sancionado a nivel familiar y comunal.

Mas informaciones